top of page
LOGO MARIA TERESA.png

ZONEZERO


“El retrato ha sido una expresión arrogante por excelencia. Su aspiración de realizar la esencia del yo en la imagen, es parte del anhelo de definición que atraviesa nuestra subjetividad. El ha constituido un arquetipo para la representación que ha creído poseer el don de hacer visible la sustancia de las cosas. Llegando a los Cincuenta presenta una subversión de este estereotipo. Desde el título que enlaza en un mismo escenario las imágenes, la proposición pertenece al terreno de la indagación existencial. Es como experimentar un estado de conciencia que pasa a través del cuerpo deshaciendo su unidad, convirtiéndolo en jirones que bosquejan imprecisos datos temporales y atraen sensaciones y estados de animo inscritos en la vaguedad de la alusión.” Lupe AlvarezQuito, 1998


bottom of page